UNIVERSIDAD CATÓLICA

ANÁLISIS COMPARATIVO DE PRECIOS DE ENTRADAS

  • 21 / 08 / 2018 06:58
  • Ante la inquietud manifestada por algunos hinchas con respecto al precio de las entradas en las tribunas Lepe y Prieto, Cruzados entrega la siguiente información:

    ENTRADAS

    Actualmente existen tres tipos de precios: Precio A: Desde el comienzo de la venta (aproximadamente una semana y media antes del partido) hasta mediados de la semana previa al encuentro, en el caso de las tribunas numeradas, y hasta dos horas antes del juego, en el caso de las galerías y de los Socios en todos los sectores. Precio B: Desde mediados de la semana previa al partido en el caso del público general para las tribunas numeradas. Precios C: Dos horas antes del partido, para todas las tribunas del estadio.
    La principal inquietud de algunos hinchas dice relación con el valor de las entradas de tribunas Mario Lepe e Ignacio Prieto, las cuales tuvieron un alza de $500 este semestre, alcanzando los $6.000 como valor para público general en precios A y B.
    Cabe recordar que el Precio C en galerías Lepe y Prieto, que subió de $7.000 a $8.000, solo se ha ocupado en cuatro partidos en lo que va del año (ninguno en la primera rueda), ya que en la gran mayoría de los encuentros las entradas se han agotado con antelación, con lo cual no se habilita dicho valor. El único propósito de esta medida es desincentivar la compra de entradas a última hora en el estadio, dado que esto eventualmente puede ocasionar incidentes ante el agotamiento de los boletos en el mismo recinto, tal como ha ocurrido en años anteriores, razón por la cual las autoridades en términos generales no suelen autorizar la venta en horas previas al inicio de los partidos en los estadios de nuestro país.
    Por otra parte, en el caso de las galerías Lepe y Prieto, el Precio B es igual al A, a diferencia de otras tribunas en el cual sufre un aumento a medida que se acerca el partido.
    Las tribunas Lepe y Prieto son las que menos reajustes han tenido durante los últimos años, justamente considerando tener un precio accesible para todo público en dichos sectores. En tal sentido, entre los años 2009 y 2015 el valor fue de $4.950, pasando a $5.500 a mediados de 2016 y a $6.000 en el segundo semestre de este año, aumentos mucho menores a las variaciones experimentadas por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) durante esos años.
    De hecho, en la inauguración del Estadio San Carlos de Apoquindo, en 1988, el valor de una entrada a galería fue de $2.000, valor que reajustado de acuerdo al IPC (que mide la evolución del costo promedio de bienes y servicios) actualmente equivaldría a $12.793, tomando en cuenta que el IPC acumulado durante esos años alcanza un 539,7%.
    A su vez, si la comparación se realiza en relación al 2009, año en que Cruzados asumió la administración de la Rama de Fútbol de Universidad Católica, el costo de una entrada reajustada según IPC tendría que ser de $6.458, tomando en cuenta que el IPC acumulado entre febrero de 2009 y el mismo mes de 2018 alcanza un 30,5%.
    En cuanto a la comparación con otros clubes en partidos Clase B (excluye clásicos y partidos internacionales), el precio de la galería es idéntico al que cobran otros dos clubes del fútbol chileno: Universidad de Chile y San Luis de Quillota. Lo anterior, sin considerar que, en el primer caso, el estadio que arrienda dicho club tiene una capacidad de aproximadamente tres veces superior y, en el segundo caso, el estadio de Quillota presenta un porcentaje de ocupación varias veces inferior al que tiene San Carlos de Apoquindo.
    A continuación, se presenta una tabla con los valores de las galerías (en partidos clase B) de los demás clubes de la 1ª División del fútbol chileno:

    *Precio Categoría Adulto Preventa ** Categoría equivalente a galería local

    ABONOS

    Cuando la comparación de precios se realiza con respecto a los abonos para el año 2018, Universidad Católica es el que cobra un precio menor entre los clubes de mayor convocatoria, incluso considerando nuestro precio más alto de los disponibles para galerías dado que en venta online y renovación los precios reciben importantes rebajas (Incorporación: oficina $77.990 y online 72.990, Renovación: oficina $67.990 y online $62.990). Además, la credencial es transferible y se le suma la calidad de Socio, por lo cual termina siendo aún más conveniente por los beneficios adicionales a los cuales se puede acceder (descuentos en comercios asociados, tienda virtual UC, concursos y actividades especiales, entre otros).
    Adicionalmente, los abonos pueden ser pagados en hasta seis cuotas precio contado, y así dar mayores facilidades de pago a los hinchas.
    La tabla a continuación muestra el valor de un abono anual de los distintos clubes de 1ª División, sin mencionar los beneficios adicionales que contempla la propuesta de Universidad Católica.
    *No incluye Copa Chile

    ENTRADAS COMO VISITA

    Por otra parte, cuando se analiza cuánto cuesta la entrada para ver a Católica desde galería en todos los estadios del país, se puede observar que de los 16 clubes de Primera División, solo dos cobran menos de $6.000 cuando la  UC los visita, otros tres cobran el mismo valor que en San Carlos de Apoquindo y 10 instituciones fijan un precio superior al de los partidos de local de Católica, incluso alcanzando los $10.000.

    PROMOCIONES ESPECIALES

    Finalmente, en lo que respecta al precio de las galerías, se entiende que en algunos clubes existen promociones que puede desvirtuar el análisis al comparar los precios. Sin embargo, la posibilidad de realizar este tipo de ofertas está relacionada directamente a la tasa de ocupación promedio del recinto en que cada club juega como local, la que en el caso de Universidad Católica durante 2018 alcanza el 75%, uno de los mayores del fútbol chileno y a una distancia considerable de la gran mayoría de los restantes equipos.
    De este modo, se puede concluir que en Universidad Católica en ningún caso contamos con las entradas más caras de Chile, como se ha pretendido instalar en la opinión pública, especialmente considerando los valores de los abonos (cerca de la mitad de nuestro estadio está abonado) y mucho menos al comprobar cuánto cobran por ver a nuestro equipo en otros estadios del país.